Siempre escuché aquello de encontrar el trébol de las 4 hojas y muchas veces lo busqué sin éxito. Hace dos días, sin buscarlo, lo vi en un rosal. No creo en la suerte, pero sí en la Bendición de Dios y en su lenguaje simbólico para comunicar su amor. Hoy te lo comparto porque ha sido mi metáfora de año nuevo. El número «cuatro» me puso a pensar en palabras de cuatro letras… Elegí cuatro. 

Mi favorita, la que es TODO: DIOS. 

El color verde la VIDA (en tiempos de pandemia… la vida es más valorada).

Todo es Bendición. Todo es Gracia.

Las cuatro hojas del trébol parecen corazones, cuatro corazones unidos. La unidad de corazones es el AMOR.

Y el GOZO, es un término espiritual, va más allá del placer o la alegría. Yo lo interpreto como «saborear la felicidad», es algo del alma y no de los sentidos.
El gozo viene del Espíritu Santo.

Pues… así. Esas cuatro cosas os deseo para este año.

Mª Teresa de los Ángeles.

Carmelita Descalza. Cádiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *